Año720. Nuestra Señora de Atocha

basilica nuestra senora de atochaEl año 720, Garcián Ramirez, alcalde de Madrid, debido a la invasión musulmana, se retiró con su mujer y dos hijas a Rivas de Jarama.

Por aquellos tiempos existía una antigua ermita, en la que se veneraba una imagen de Nuestra Señora, de la que era muy devoto el alcalde madrileño. (San Ildefonso ya en el año 666 menciona la advocación de esta imagen de Atocha).
Estando la villa dominada por los musulmanes, Gracián hacía furtivas visitas a la ermita. En una de estas vio que la imagen había desaparecido. Empezó a buscarla, ofreciendo levantar una nueva capilla en el mismo lugar en la que la encontrara. Al poco tiempo la descubrió en un bosque cercano.
Cumpliendo con su ofrecimiento, juntó la gente e inició la construcción de la nueva capilla. Los moros, sin embargo, advertidos de la obra que se llevaba a cabo, pensaron que los cristianos se estaban fortificando y cercaron la ermita en construcción. Garcián Ramirez, consciente de la aplastante superioridad de los sitiadores y temeroso por el destino que, sin duda, correrían su mujer y sus hijas, decidió quitarles la vida con su propia espada. Las decapitó, dejando sus cadáveres al pie del altar. En ese momento, grandes resplandores y rayos cegaron a los musulmanes, que, sorprendidos por la inesperada y misteriosa ayuda recibida por los cristianos, se retiraron horrorizados.
La victoria cristiana fue completa y todos se aprestaron a dar gracias a Nuestra Señora. Al llegar a la ermita, Gracián vio con asombro a su mujer y a sus hijas frente al altar, sanas y salvas, con unos hilos encarnados en el cuello, en el mismo lugar donde él les había propinado el mortal golpe de espada.

Segundo Concilio de Nicea, año 787.

Este concilio, convocado por el Papa Adriano I, afrontó la doctrina de los iconoclastas y definió la legitimidad del culto a las imágenes sagradas.


seppMichaeli

Sepp Michaeli O.
Autor del estudio
Leer más

portadaAsiFue       portadaPoemas apariciones